¿Donde cenamos hoy?

El dilema cada vez que salimos, ¿Donde vamos…que sea accesible?

Dibujo representando a cinco personas decidiendo donde ir al comer, uno hace la pregunta y los otro piensan en el postre, una hamburguesa, que sea barato o que tenga un baño adaptado

Una decisión tan simple para algunos puede resultar una verdadera odisea cuando vas en grupo. Y no te imaginas si uno de los comensales utiliza una silla de ruedas, y ni hablemos si sois un grupo con más de una silla. Pero eso lo dejaremos para otro momento.

Normalmente cuando te dicen, ¿Donde quieres cenar? Piensas en la comida o el ambiente del sitio al que quieres ir. Pero si utilizas una silla de ruedas lo primero que piensas es ¿Podré entrar? Y una vez dentro ¿Podré ir al baño? ¿O tendré que hacer la cenicienta y volver antes de las doce?

Realmente es una situación que desconocen lo propietarios de estos locales. A menudo se olvidan de dotar adecuadamente sus instalaciones o durante las reformas surge la horrible pregunta: “Pero…¿Tengo que hacerlo accesible?” Y no se informan correctamente.  Y aunque cada vez son menos los restaurantes que se olvidan del baño adaptado (gracias la normativa actual, todo hay que decirlo) todavía encontramos noticias como esta:

El restaurante del futuro reza el titular… sinceramente espero que no sea así ya que pese a haber reformado completamente el local en 2017 aún continúa sin contar con una unidad de baño adaptado. Sí, increíble pero cierto, en plena revolución por la igualdad de oportunidades y cuando pensábamos que no existía discriminación nos encontramos con locales de este tipo (y periódicos que lo anuncian a bombo y platillo). El restaurante del futuro en el que si utilizas una silla de ruedas mejor que acudas con la vejiga vacia y te guardes de beber en exceso.

¿El restaurante del futuro puede ser inaccesible?

Y por si queda alguna duda, para todos esos dueños de locales abiertos al publico, os informamos que SI, DEBÉIS HACER UN LOCAL ACCESIBLE, no solo como deber moral respecto al servicio que prestáis a la sociedad, tambien por que la norma lo exige.

El plazo finalizo el 4 de diciembre de 2017 y en teoría, ya se debían de haber hecho los ajustes necesarios y razonables para que todos los espacios de uso público  (aunque su titularidad sea privada) tengan unas condiciones mínimas de accesibilidad. Es decir, que cumplan del DB-SUA del Código Técnico.

La triste realidad es que a hoy día todavía hay personas que lo desconocen… Y lo más triste, profesionales del sector y a los cuales les afecta directamente. Por si seguis teniendo dudas, os dejo el link del BOE para vuestra información:

Real Decreto Legislativo 1/2013

Como a día de hoy España continua lejos de cumplir la norma, tenemos que informarnos. Esta aplicaión nos permite obtener información sobre la accesibilidad de dististintos lugares:

Accesibility Plus

Ojalá en unos años no necesitemos este tipo de aplicaciones. De momento espero os sean utililes. 

¿Y tú como decides donde ir a cenar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *